El depósito de la solicitud confiere a su titular un derecho de prioridad para todos los países del mundo, fijado en el día, hora y minuto de su recepción por la Oficina de la Propiedad Industrial. Este derecho prevalece sobre aquellas solicitudes de signos distintivos, invenciones o diseños que siendo idénticos o similares se soliciten con posterioridad. El titular o en su nombre el Agente Oficial ha de oponerse obligatoriamente para hacer valer su derecho prioritario.

No obstante, mientras que el derecho prioritario se mantiene vigente en el país de origen durante toda la vida del expediente. la prioridad internacional caduca a los seis meses para los signos distintivos y diseños y a los doce para las invenciones si no se inicia su proceso de registro internacional.