JUGUETE DE CONSTRUCCIÓN CON IMANES Y MÉTODO DE CONSTRUCCIÓN

CompartirTweet about this on TwitterShare on Facebook0

OBJETO DE LA INVENCIÓN

La presente invención se refiere a un juguete de construcción consistente en aviones, coches, barcos, edificios, puentes, etcétera que se presentan en piezas de bloques poliédricos de plástico con láminas de material ferromagnético que se alojan en unas cavidades practicadas en las paredes de dichas piezas, denominándose dichas cavidades en esta invención nidos, así como unos imanes permanentes que se adhieren a dichas láminas ferromagnéticas a la hora de armar el puzzle-juego.

Con esta invención se pretende resolver el problema del perfecto ensamblado de las piezas del puzle por la atracción entre láminas de material ferromagnético e imanes permanentes.

Entre sus ventajas destacan las siguientes:

  • Al acoplarse los imanes en el nido con una medida determinada en cada caso, y en cada nido se encuentra insertada una lámina de material ferromagnético, ensamblando perfectamente en dicho nido un imán permanente, que queda unido por atracción magnética a dicho material ferromagnético con precisión y sin holguras, la unión de las piezas no presenta ninguna dificultad.
  • Está enfocado a todas las edades, a distintos tipos de personas, con el simple requisito de que quieran divertirse sin competir, sino tan sólo por entretenimiento.
  • El dibujo final puede contener un código secreto y en conexión con una aplicación en el móvil, se puede obtener algún tipo de beneficio.
  • El tamaño de las piezas es variable, pudiendo ser rectangulares, cuadradas, redondas, con una altura, anchura y largura no determinada, en función de las características del producto a construir.
  • Ayuda a desarrollar la habilidad de las manos y lo que se conoce como motricidad fina.
  • Una vez montado el juego, se le añaden unas pegatinas, que se encuentran reunidas en bolsas para que no se pierdan, las cuales van acompañadas de instrucciones relativas a dónde han de pegarse, evitándose así confusiones a la hora de pegarlas, sin posibilidad de error.
  • Otra ventaja es que, al estar todas las superficies planas en el exterior de todas las caras de las piezas del juego en conjunto, al armarse unas con otras quedan perfectas.
  • Al ser las pegatinas resistentes al agua, y a temperaturas relativamente elevadas, su vida útil aumenta, con la posibilidad de que se puedan despegar fácilmente.
  • Otra ventaja es que, se puede introducir en el interior del juego una bombilla o similar, que pueda encenderse y apagarse a voluntad, con un método de sacudida intensa y sin descuidar la intensidad lumínica que se quiera dar a cada caso, es decir, teniendo en cuenta cada uno de los juguetes (coche, avión, etcétera), para que la luz sea la adecuada a su uso. Así, por ejemplo, si el juguete de construcción es una ambulancia, lleva luces de sirena para darle al juguete mayor sentido y diversión. O, por ejemplo, si se quiere que la luz sea visible, pero que no moleste, como en el caso de niños que tienen fobia a la oscuridad, se puede encender el juego por la noche y así estar distraído y dormirse antes. Siempre, la bombilla o similar herméticamente cerrada, para que el juguete en cuestión pueda ser introducido en el agua sin riesgo de fallo.

Su aplicación industrial se encuentra en el sector industrial de los juguetes de construcción y más concretamente de los juguetes de construcción con imanes permanentes.

ANTECEDENTES DE LA INVENCIÓN

Se conoce la patente anterior ES 2 399 366 T3, la cual describe un aparato de unión con imán rotatorio y juguete de tipo construcción con el mismo, que presenta el inconveniente de que si se da el caso de que los imanes insertados en las cavidades nido no se encuentren en la posición de norte o sur, al intentar encajar con la pieza a unir, surgen problemas de tipo de campos de fuerza, que dificultan tal encaje. O también si la forma de los imanes da lugar a distintos campos de fuerza, no quedan las piezas acopladas perfectamente o en su posición ideal.

Frente a este inconveniente, la ventaja de la presente invención consiste en que como en la cavidad nido hay tan sólo material ferromagnético y los imanes están juntos ya de por sí, y sólo hay que atraerlos hacia la posición en los nidos con dicho material ferromagnético, el encaje es perfecto y no da lugar a posibles fallos de montaje por campos de fuerza.

Otro problema del mencionado documento anterior es que puede desensamblarse parte del juego construido, aunque no en su totalidad, y con desensamblarse algo, el niño, si no mira las instrucciones, ya no sabe dónde iría la pieza o piezas desensambladas en cuestión. Este problema queda solucionado por la presente invención al estar unidas unas piezas con otras y sólo se pueden desensamblar en un sentido determinado, siendo muy complicada su separación, además, se sabe qué pieza se ha desprendido y el lugar que ocupa, ya que van numeradas, y siempre hay instrucciones indicando en qué lugar va dicha pieza.

También en dicho documento anterior, dependiendo del tamaño de las piezas a juntar, el nido y por lo tanto el material magnético, debería ser proporcional al tamaño de dichas piezas para que su construcción sea perfecta y aguante el peso de dichas pizas, y no se caigan por la atracción de la gravedad o por algún golpe fortuito de poca fuerza.

La ventaja frente a ello de la invención aquí propuesta es que el tamaño de los nidos y el material ferromagnético no se ve influenciado por el tamaño, ya sea mayor o menor, de la pieza a ensamblar, ya que los nidos y los imanes que acoplan a los nidos con su material ferromagnético, no deben variar.

Otro problema que plantea dicha invención anterior es que, dependiendo del montaje del juego, se deben ir ajustando los nidos con su imán en una posición adecuada en la pieza, porque de lo contrario, no encajaría bien, y no se podría montar, o no sería estable.

La ventaja de la presente invención frente a este problema consiste en que los nidos están presentes en cualquier cara de la pieza sin importar el montaje, simplemente que las piezas a juntar, ya sean 2 o 3, quedan siempre bien acopladas.

Otro problema surge porque al montaje de los imanes en su lugar del nido, se ha de hacerse con un martilleado, pero que luego, si el juego, se monta y desmonta muchas veces, tendría problemas de estabilidad el imán en dicho nido.

 Frente a ello la ventaja es que el material ferromagnético introducido en el interior del nido, no tiene por qué soltarse, ya que no juega un papel fundamental como en el caso del imán, siendo más bien secundario. Por eso, aun soltándose algún material ferromagnético del nido en cuestión no afecta a la realización de la construcción.

DESCRIPCIÓN DE LA INVENCIÓN

El juguete de construcción con imanes objeto de la presente invención se constituye a partir del diseño del producto, en tres dimensiones, en el ordenador y en la impresora 3D, y a partir de ahí, construir las piezas que se van a utilizar, realizando el molde correspondiente con nidos, pieza tras pieza, de plástico o cartón prensado, o madera, u otro material de poco peso, con al menos una cavidad nido en al menos una cara de cada una de las piezas a montar, donde anida sólo la lámina ferromagnética, ya que el imán permanente se encuentra suelto y ha de ser montado al procederse a armar el juguete de construcción. Dichas piezas son bloques poliédricos de plástico que presentan unas cavidades en sus caras que albergan láminas de material ferromagnético a las que se van a adherir imanes permanentes que encajarán en dichas cavidades nido. Dichos imanes permanentes pueden sobresalir o no de la cavidad nido y se une por atracción de sus polos a la pieza que corresponda armar, debiendo contener también el nido de dicha pieza su material ferromagnético.

La cuestión es que, al encajar las dos piezas queden completamente unidas, sin relieves ni holguras, realizando un encaje perfecto, colaborando a ello el material ferromagnético alojado en el nido de la pieza y el imán que se encaja en el mismo. Dicho nido puede estar presente o no en todos los lados de dichas piezas, siempre que se consiga el objetivo de unir unas piezas con otras. Los lados que no contengan nidos serán bien completamente planos, o bien ofrecerán una forma acorde que dé sentido al proyecto.

Dentro de cada nido se inserta, con la ayuda de pegamento o por presión, el material ferromagnético, para que no se desprenda de su posición.

El método de construcción consiste en que una vez hecho el producto se introducen las piezas a montar en bolsas de manera desordenadas para que el usuario las ordene pieza a pieza, con un número asignado a cada pieza, para saber cuál es la pieza siguiente a adherir y continuar con el montaje, y para tener menos fallos al existir sólo una posibilidad y con dibujo final en el exterior, con una pegatina. Se puede montar con instrucciones o no, incluso con dibujo exterior fluorescente, que brilla y jugar en la oscuridad, o como adorno. El nivel de cada producto va en función del que el jugador requiera, dependiendo del nivel que tenga por su experiencia, pudiendo seguir con más o menos dificultad.

Los nidos en las piezas poliédricas de plástico pueden ser tanto redondos, como cuadrados, rectangulares, etc., ya que depende de los imanes que se habrán de posicionar, de tal manera que su atracción por el material ferromagnético sea óptima y de buen agarre, encajando dicha pieza en una sola posición. Dichas piezas poliédricas de plástico pueden llevar láminas ferromagnéticas en una cara, en dos, en más, o en un número indeterminado de ellas, eso dependerá del tamaño de la pieza, y la capacidad de agarre que queramos conseguir.

En el producto final todas las caras de las piezas poliédricas que den al exterior han de ser planas, sin poros, sin muecas, ni imanes, para que una vez construido, se pueda hacer un mantenimiento de limpieza adecuado, para poder insertar las pegatinas con mucha eficiencia y agarre al material. También esas pegatinas se podrán quitar y si el jugador quiere desordenar otra vez el juego pueda hacerlo, y volver a montar tantas veces como quiera. También se pueden incluir piezas con formas adecuadas, para el producto, por ejemplo, ruedas, cúpulas, etc.

Los bloques poliédricos que configuran las piezas poliédricas comprenden una  cavidad-nido donde se aloja un material ferromagnético no imantado, pudiendo cubrir toda la cavidad o no, donde la parte de dicha cavidad vacía o no, se procede a insertar o juntar por atracción magnética uno de los imanes permanentes que están sueltos, con unas medidas acordes a las necesidades de cada pieza o bloque poliédrico, y una vez insertado en una pieza se procede a juntar con otra pieza que también contiene en su nido material ferromagnético no imantado, así al juntar las piezas el acople es sencillo, sin las trabas que podría presentar si el acople se realiza por la polaridad de los imanes, y un encaje perfecto e indivisible por sí solo, únicamente separable por la fuerza de la persona que lo quiera desencajar y en un único sentido.

Así pues, teniendo todas las piezas fabricadas, las cuales irían numeradas de serie con el molde, o puede ser que el número de la pieza se adjunte luego por presión de una máquina, o bien pintada, se procedería a guardarlas en bolsas, para su montaje.

Los imanes sueltos se encuentran en bolsas, separados según su forma o tamaño en varias de ellas, lo cual beneficia mucho para el montaje.

Una vez estemos construyendo nuestro objetivo (barco, coche, etcétera), las piezas siempre irán montadas en orden de numeración, pero no necesariamente deben de ir acopladas a la pieza con el número anterior, es decir, la pieza número 58 por ejemplo, podría ir acoplada a la 25, e incluso acoplada a varias piezas a la vez. Lo que sí se haría, seria, que al desacoplar alguna pieza de otra, se viera con facilidad el número de la pieza que estaba tapada por la otra, para facilitar el montaje.

BREVE DESCRIPCIÓN DE LOS DIBUJOS

Para una mejor comprensión de la descripción se acompañan unos dibujos que representan una realización preferente de la presente invención. En dichos dibujos:

Figura 1: Vista en perspectiva de un bloque poliédrico en la que se aprecian la cara frontal, lateral y base con nidos, pared de nido y material ferromagnético de diferentes formas.

Figura 2: Vista en planta de un nido en la que se aprecia la pared del nido y el material ferromagnético

Figura 3: Vista en alzado de una pieza con ruedas de coche.

Figura 4: vista esquemática de clases de imanes de distintas formas y tamaños con la orientación de sus polos ya sea en la disposición mostrada (N S) o viceversa (S N).

Las referencias numéricas que aparecen en dichas figuras corresponden a los siguientes elementos constitutivos de la invención:

  1. Bloque pieza
  2. Cara
  3. Nido
  4. Pared nido
  5. Material ferromagnético
  6. Bloque junto con ruedas
  7. Imán permanente
  8. Polos del imán permanente

DESCRIPCIÓN DE UNA REALIZACIÓN PREFERENTE

Una realización preferente de la presente invención, con alusión a las referencias numéricas de las figuras, se puede basar en el diseño del producto, en tres dimensiones, en el ordenador y en la impresora 3D, y a partir de ahí, construir las piezas (1) que se van a utilizar, realizando el molde correspondiente con nidos (3), pieza tras pieza (1), de plástico o cartón prensado, o madera, u otro material de poco peso, con al menos una cavidad nido (3) en al menos una cara de cada una de las piezas (1) a montar, donde anida sólo una lámina ferromagnética (5), ya que el imán permanente (7) se encuentra suelto y ha de ser montado al procederse a armar el juguete de construcción. Dichas piezas (1) son bloques poliédricos de plástico que presentan unas cavidades en sus caras (2) que albergan láminas de material ferromagnético (5) a las que se van a adherir imanes permanentes que encajarán en dichas cavidades nido. Dichos imanes permanentes (7) pueden sobresalir o no de la cavidad nido y se une por atracción de sus polos (8) a la pieza (1) que corresponda armar, debiendo contener también el nido (3) de dicha pieza (1) su material ferromagnético (5).

Al encajar dos piezas (1) quedan completamente unidas, sin relieves ni holguras, realizando un encaje perfecto, colaborando a ello el material ferromagnético (5) alojado en el nido (3) de la pieza (1) y el imán (7) que se encaja en el mismo. Dicho nido (3) puede estar presente o no en todos los lados de dichas piezas (1), siempre que se consiga el objetivo de unir unas piezas (1) con otras. Las caras (2) que no contengan nidos (3) serán bien completamente planos, o bien ofrecerán una forma acorde que dé sentido al proyecto.

Dentro de cada nido (3) se inserta, con la ayuda de pegamento o por presión, el material ferromagnético (5), para que no se desprenda de su posición.

El método de construcción consiste en que una vez hecho el producto se introducen las piezas (1) a montar en bolsas de manera desordenadas para que el usuario las ordene pieza a pieza, con un número asignado a cada pieza (1), para saber cuál es la pieza (1) siguiente a adherir y continuar con el montaje, y para tener menos fallos al existir sólo una posibilidad y con dibujo final en el exterior, con una pegatina. Se puede montar con instrucciones o no, incluso con dibujo exterior fluorescente, que brilla, y así jugar en la oscuridad, o como adorno. El nivel de cada producto va en función del que el jugador requiera, dependiendo del nivel que tenga por su experiencia, pudiendo seguir con más o menos dificultad.

Los nidos (3) en las piezas (1) poliédricas de plástico pueden ser tanto redondos, como cuadrados, rectangulares, etc., ya que depende de los imanes (7) que se habrán de posicionar, de tal manera que su atracción por el material ferromagnético (5) sea óptima y de buen agarre, encajando dicha pieza (1) en una sola posición. Dichas piezas (1) poliédricas de plástico pueden llevar láminas ferromagnéticas (5) en una cara (2), en dos, en más, o en un número indeterminado de ellas, dependiendo del tamaño de la pieza (1), y la capacidad de agarre que queramos conseguir.

En el producto final todas las caras (2) de las piezas (1) poliédricas que den al exterior son planas, sin poros, sin muecas, ni imanes, para que una vez construido, se pueda hacer un mantenimiento de limpieza adecuado, para poder insertar las pegatinas con eficiencia y agarre al material. También esas pegatinas se podrán quitar y si el jugador quiere desordenar otra vez el juego pueda hacerlo, y volver a montar tantas veces como quiera. También se pueden incluir piezas con formas adecuadas, para el producto, por ejemplo, ruedas, cúpulas, etc.

Los bloques poliédricos que configuran las piezas (1) poliédricas comprenden una  cavidad-nido (3) donde se aloja un material ferromagnético (5) no imantado, pudiendo cubrir toda la cavidad o no, donde la parte de dicha cavidad vacía o no, se procede a insertar o juntar por atracción magnética uno de los imanes permanentes (7) que están sueltos, con unas medidas acordes a las necesidades de cada pieza (1) o bloque poliédrico, y una vez insertado en una pieza (1) se procede a juntar con otra pieza (1) que también contiene en su nido material ferromagnético (5) no imantado, así al juntar las piezas (1) el acople es sencillo, sin las trabas que podría presentar si el acople se realiza por la polaridad (8) de los imanes (7), y un encaje perfecto e indivisible por sí solo, únicamente separable por la fuerza de la persona que lo quiera desencajar y en un único sentido.

Así pues, teniendo todas las piezas fabricadas, las cuales irían numeradas de serie con el molde, o puede ser que el número de la pieza se adjunte luego por presión de una máquina, o bien pintada, se procedería a guardarlas en bolsas, para su montaje.

Los imanes (7) sueltos se encuentran en bolsas, separados según su forma o tamaño en varias de ellas, lo cual beneficia mucho para el montaje.

Una vez estemos construyendo nuestro objetivo (barco, coche, etcétera), las piezas (1) siempre van montadas en orden de numeración, pero no necesariamente han de ir acopladas a la pieza (1) con el número anterior, es decir, la pieza número 58 por ejemplo, puede ir acoplada a la 25, e incluso acoplada a varias piezas a la vez. Lo que sí se debe hacer es que al desacoplar alguna pieza (1) de otra, se vea con facilidad el número de la pieza (1) que estaba tapado por la otra, para facilitar el montaje.

REIVINDICACIONES

 1.- Juguete de construcción con imanes, basado en el diseño del producto, en tres dimensiones, en el ordenador y en la impresora 3D, y a partir de ahí, construir las piezas (1) que se van a utilizar, realizando el molde correspondiente, pieza tras pieza (1), de plástico o cartón prensado, o madera, u otro material de poco peso, con al menos una cavidad nido (3) en al menos una cara de cada una de las piezas (1) a montar, donde anida una lámina ferromagnética (5), estando el imán permanente (7) suelto y listo para ser montado al procederse a armar el juguete de construcción, siendo dichas piezas (1) bloques poliédricos de plástico que presentan unas cavidades en sus caras (2) que albergan láminas de material ferromagnético (5) a las que se van a adherir dichos imanes permanentes (7) que encajarán en dichas cavidades nido (3). Dichos imanes permanentes (7) pueden sobresalir o no de la cavidad nido uniéndose por atracción de sus polos (8) al material ferromagnético (5) de la pieza (1) que corresponda armar.

 2.-  Juguete de construcción con imanes, según reivindicación 1, caracterizado porque al encajar dos piezas (1) quedan completamente unidas, sin relieves ni holguras, realizando un encaje perfecto, colaborando a ello el material ferromagnético (5) alojado en el nido (3) de la pieza (1) y el imán (7) que se encaja en el mismo, pudiendo estar dicho nido (3) presente o no en todos los lados de dichas piezas (1), siendo las caras (2) que no contengan nidos (3) bien completamente planas, o bien ofreciendo una forma acorde con el proyecto.

3.- Juguete de construcción con imanes, según reivindicación 1, caracterizado porque dentro de cada nido (3) se encuentra insertado, con la ayuda de pegamento o por presión, el material ferromagnético (5).

4.- Método de construcción del juguete de construcción anteriormente reivindicado, desarrollado en las siguientes etapas:

  1. Una vez hecho el producto se introducen las piezas (1) a montar en bolsas de manera aleatoria, con un número asignado a cada pieza (1), y con dibujo final en el exterior sobre pegatina, pudiéndose montar con instrucciones o no, incluso con dibujo exterior fluorescente, que brilla, y así jugar en la oscuridad, o como adorno.
  2. El nivel de cada producto va en función del que el jugador requiera, dependiendo del nivel que tenga por su experiencia, pudiendo seguir con más o menos dificultad.
  3. Los nidos (3) en las piezas (1) poliédricas de plástico pueden ser tanto redondos, como cuadrados, rectangulares, etc., ya que depende de los imanes (7) que se habrán de posicionar, de tal manera que su atracción por el material ferromagnético (5) sea óptima y de buen agarre, encajando dicha pieza (1) en una sola posición.
  4. Dichas piezas (1) poliédricas de plástico pueden llevar láminas ferromagnéticas (5) en una cara (2), en dos, en más, o en un número indeterminado de ellas, dependiendo del tamaño de la pieza (1), y la capacidad de agarre que se quiera conseguir, siendo planas todas las caras (2) de las piezas (1) poliédricas que den al exterior, sin poros, sin muescas, ni imanes.
  5. Las referidas pegatinas se podrán quitar y si el jugador quiere desmontar el juego puede hacerlo, y volver a montar tantas veces como quiera, pudiéndose ncluir piezas con formas adecuadas, para el producto, como por ejemplo, ruedas, cúpulas, etc.
  6. Los bloques poliédricos que configuran las piezas (1) comprenden una cavidad-nido (3) donde se aloja un material ferromagnético (5) no imantado, pudiendo cubrir toda la cavidad o no, procediéndose a insertar o juntar por atracción magnética uno de los imanes permanentes (7) que están sueltos, con las medidas acordes a las necesidades de cada pieza (1) o bloque poliédrico, y una vez insertado dicho imán (7) en una pieza (1) se procede a juntar con otra pieza (1) que contiene en su nido material ferromagnético (5) no imantado, siendo el acople por la polaridad (8) de los imanes (7), de un encaje perfecto e indivisible por sí solo, únicamente separable por la fuerza de la persona que lo quiera desencajar y en un único sentido.
  7. Una vez se esté construyendo el objetivo (barco, coche, etcétera), las piezas (1) siempre van montadas en orden de numeración, pero no necesariamente han de ir acopladas a la pieza (1) con el número anterior, es decir, la pieza número 58 por ejemplo, puede ir acoplada a la 25, e incluso acoplada a varias piezas a la vez, y al desacoplar alguna pieza (1), se ve con facilidad el número de dicha pieza (1).

juguete                   juguete2                       juguete3

 

RESUMEN

Juguete de construcción con imanes.

Basado en el diseño del producto, en tres dimensiones, en el ordenador y en la impresora 3D, y a partir de ahí, construir las piezas  que se van a utilizar, realizando el molde correspondiente, pieza tras pieza, de plástico o cartón prensado, o madera, u otro material de poco peso, con al menos una cavidad nido en al menos una cara de cada una de las piezas a montar, donde anida una lámina ferromagnética, estando el imán permanente suelto y listo para ser montado al procederse a armar el juguete de construcción, siendo dichas piezas bloques poliédricos de plástico que presentan unas cavidades en sus caras que albergan láminas de material ferromagnético a las que se van a adherir dichos imanes permanentes que encajarán en dichas cavidades nido, uniéndose por atracción de sus polos  al material ferromagnético de la pieza que corresponda armar.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *