FRANQUICIA

Con la franquicia cuidadosamente elaborada por HEDA PATENTES Y MARCAS S.L. te será fácil conseguir el éxito en el desempeño de tu labor como Delegado comercial de . Detrás de cada comercial de hay un equipo de profesionales curtidos en todo lo que requiere el buen servicio en esta interesante faceta del Derecho. Nuestros clientes se sienten protegidos por la experiencia y el saber hacer de una gran Agencia que cuenta en sus filas con Agentes de la Propiedad Industrial, Abogados, Ingenieros y corresponsales en todo el mundo.

Además, la franquicia de está pensada para competir en las mejores condiciones en el mercado y también para que el comercial se sienta bien retribuido por su importante trabajo de promotor y protagonismo en la producción. Para triunfar son necesarias las cualidades propias de un buen comercial, a saber: ofrecer un buen servicio, saber comunicar y tener persistencia en la tarea. Anímate a colaborar. Aquí tienes más información de tu interés:

El Contrato

El contrato de franquicia de se suele firmar inmediatamente después del curso de formación inicial. En su clausulado se menciona frecuentemente el manual de franquicia cuyo contenido es de obligado cumplimiento. Sus normas afectan no sólo a los requisitos físicos de la franquicia, como son el despacho, su ubicación, su estructura y decoración, el mobiliario y el equipamiento, sino también a las funciones que ha de desempeñar el Franquiciado. los medios promocionales con los que cuenta, la coordinación con la Agencia, la tramitación que corresponde.

 El contrato refleja las obligaciones de las partes, destacando entre las de la Franquiciadora aquellas que son inherentes a una Agencia de la Propiedad Industrial, como la tramitación, mantenimiento, vigilancia y defensa de los derechos de los clientes, siendo el Agente Oficial el que actúa en nombre y representación de éstos con exacto sometimiento a la ley y al Derecho y con la responsabilidad propia de esta profesión. Para el desempeño de la misma el Agente Oficial tiene la obligación legal de mantener en vigor una póliza de seguro de responsabilidad civil y de tener depositada una fianza.

Capítulo aparte merecen en el contrato y en el manual las técnicas de venta o el márketing, así como el marco económico en que se inserta.

La Formación

La formación del Franquiciado comienza en con el curso de formación inicial previo al contrato. Tres son los aspectos formativos que se imparten:

1. Formación administrativa. Comprende lo que concierne a la tramitación nacional e internacional de los expedientes, su mantenimiento y su vigilancia

2. Formación técnica. Principalmente los conocimientos relativos a los derechos conferidos por el registro de patentes, marcas y diseños, tanto en España como en el Extranjero.

3. Formación comercial. Diseñada específicamente para el sector de la Propiedad Industrial, pero con la inclusión también de márketing y otras técnicas de venta.

 Posteriormente, el Franquiciado tendrá que participar en diversos cursos específicos sobre patentes, licencias, diseños, derecho internacional privado, etc. con el fin de ampliar sus conocimientos o bien reciclarlos.

La tarea

En la tarea del Franquiciado se identifica con la tarea propia de una Agencia Oficial de la Propiedad Industrial, en la que cobra la mayor relevancia el secreto profesional, pilar fundamental sobre el que descansa la Agencia.

La principal actividad a desarrollar por el Franquiciado es la promoción de y la captación de nuevos clientes. Para ello hay varias vias de actuación:

1. El mailing, dirigido principalmente a empresas de nueva creación. Ese primer contacto con las nuevas empresas, necesitadas de signos distintivos para introducir en el mercado sus productos o servicios debe ir seguida de posteriores contactos telefónicos o personales.

2. La colaboración con otros profesionales del asesoramiento empresarial. Es ésta una vía de actuación muy eficaz, puesto que los Asesores empresariales conocen muy de cerca las necesidades de sus clientes.

3. El contacto directo con los empresarios, la mejor manera de .

Otras actividades propias son la constante comunicación con la Agencia, el eficaz cumplimiento de los trámites, la permanente atención a sus reponsabilidades.